6 de abril de 2010

El que entra, tiene que salir

En mi casa hay un armario al lado le la puerta de la calle. Es una alacena. Está separada unos centímetros de la puerta principal y se abre al contrario.
Hoy, un rato después de terminar de ver la cuarta temporada de Dexter, ha venido uno del gas a mirar el contador y cuando se ha ido, fue a echar mano de la puerta de la alacena para salir, rectificó y salió por la correcta. Antes de salir dijo:

-"Huy, un poco más y me meto en el ar..."

Y ahí cortó la frase.

A lo mejor es que yo le busco los tres pies al gato. Pero si hubiera terminado la frase normalmente, diciendo "armario" al final, me hubiera dado igual, pero lo que me llamó la atención y me hizo gracia fue que se cortase. Se puede interpretar de tantas formas eso de no decir que casi entra en el armario..

No hay comentarios:

Publicar un comentario