18 de marzo de 2010

Hace 10 minutos

Esto me ha pasado hace lo que dice el título del post. Aunque empezó unos días antes. Dejadme poneros en antecedentes.

Hace unos días se me jodió la placa base de mi cpu. Después de comprar una nueva por internet, esperando a que me llegara a casa, le pedí el netbook a mi vecina. Aviso a tarados sexoadictos: NO es ese tipo de "vecinita".
Con su portaril estuve dos días conectado a mi wi-fi que está protegido por contraseña.

El día que me llegó la placa base nueva, la monté, le devolví el portatil a mi vecina y con mi pc arreglado me conecté a internet. Iba lento, muy lento. Me acordé de algo, cuando le dí el portatil, tenía la contraseña de mi wifi guardada en él. De acuerdo, ahí está el problema. Nada, cambio de contraseña, aplicar, "cambio realizado con éxtio", internet a velocidad normal.

Volvemos a hace diez minutos. Estoy hablando con esta vecina de esto y aquello. Cuando ya se va, me pregunta:

- "Oye, ¿por qué mi portatil no se conecta a tu wi-fi?"

- "Pues por que le he cambiado la contraseña. Pero vamos, que tú también tienes wi-fi."

- "No, lo quité por que todo el mundo se me conectaba y no le podía poner contraseña."

- "Pues yo le he cambiado la contraseña al mío, por eso no se te conecta."

- "¡Qué cara! Ponle la misma contraseña otra vez, hombre, y así puedo conectarme."

Han pasado diez minutos y todavía no tengo palabras...
Blogged with the Flock Browser

2 comentarios:

  1. tu vecina no sera cincuentona,pelo corto y cn cara de bollera,no? xD tiene la misma jeta q mi jefa,LOL

    ResponderEliminar
  2. No, no. Es venteañera, pelo largo y no tiene cara de boyera... al menos del modelo "boyera leñador". Y la cuestión de la jeta creo que es más por confianza que por otra cosa, por que prácticamente es de la familia. Lo que no hace que deje de llamarme la atención esa "confianza".

    ResponderEliminar