7 de diciembre de 2009

Oportunidad perdida

Siempre que veo el siguiente anuncio, pienso lo mismo:



¡Una contorsionista, tio! ¡Le cierras la puerta a una contorsionista! ¡¿Tú sabes el juego que te puede dar una contorsionista?!

No hay comentarios:

Publicar un comentario