9 de enero de 2009

Un año hace

Ayer Antes de ayer (este post tendría que haber salido ayer, pero tengo problemillas con la conexión a blogger) hizo un año desde que un examinador del departamento de tráfico no vio cómo me salté un semáforo en rojo y como consecuencia, aprobé el carnet de conducir. Algo que una semana antes de apuntarme a la autoescuela yo veía imposible. A partir de ayer ya puedo ir sin la L. Tengo que decir que después de un año conduzco como si supiera...

No hay comentarios:

Publicar un comentario