18 de marzo de 2008

No me gusta la Semana Santa

Ayer en la contraportada del Odiel Información leí un artículo con el mismo título que esta entrada. Lo firmaba Eva Vaz y lo pongo aquí porque es exactamente lo mismo que pienso yo... Yo añadiría aún más si me prometieran la excomunión inmediata.XDD

Este es el artículo sin permiso de Eva (¡si estás ahí te lo pidoooo!);-P:

"No me gusta la Semana Santa. Es más, la detesto. Que sí, que es otra forma de arte popular y mezcla de lo sagrado con lo pagano regada de incienso, trompetas y tambores, saetas y niñas de estreno.
Pero es que me chirrían los oídos con esas trompetas molestas y esa cadencia luctuosa de los tambores. Es que me desborda el espectáculo de la muerte y las vírgenes plañideras enjoyadas hasta rozar lo inconcebible o los penitentes más siniestros de un ala española del Ku-Klux-Klan. Y ya no hablo de los palcos, esa forma "señorita" de retroceder a la clara diferencia de clases. Ni esos bebés disfrazados de costaleros. Ni las rencillas entre unas cofradías y otras (Virgen nada más que hay una). No me gusta la sordidez de las procesiones con Judas, Cristos ensangrentados y madres vestidas con demasiado dinero. No me gusta que modifiquen mi vida y encima me pidan respeto: ¿quién respeta mi opinión?"

Hala, he dicho!


----------------
Now playing: Iron Maiden - Paschendale (Orchestral Version)
via FoxyTunes

4 comentarios:

  1. totalmente de acuerdo, odio la semana santa y q llueva me encanta, si ya se q soy mala y seguro q voy al infierno pero me da igual.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Y lo bien que estaremos en el infierno las dos!!

    ResponderEliminar
  3. yo soi otro más anti semana santa. Si bien son vacaciones, y todas, por el hecho de serlo, son buenas en ese sentido, el ideal de éstas es absurdo.

    La navidad también tiene un trasfondo religioso, pero hay otras cosas, como el cambio de año, y además las navidades son ya tan comerciales que nadie se acuerda de la religión no siendo para comprar el belén.

    La Semana Santa... yo nunca le encontré la gracia, posiblemente porque de pequeño implicaba irme a casa de mi abuela en el medio de la nada a aburrirme, porque detesto los viajes familiares, y porque me parece absurdo, por muy reconocible que sea, y muy logrado que esté, mover a un montón de gente para celebrar la supuesta resurrección de una persona que nació 3 o 4 años antes de sí mismo.

    Por no hablar de lo insoportables que son los tambores de las procesiones...

    Por último, me alegra saber que tendré compañías buenas en el infierno, que digo yo que una eternidad entera entre Hitler y Lenin... sería mucha eternidad de dios no?

    ResponderEliminar
  4. Pues segun yo lo veo, es la misma compañía que los Papas y jefazos de la Inquisición de toda la historia con lo cual, puestos a elegir, que me preparen una suite infernal. XDDD

    ResponderEliminar