17 de febrero de 2008

Lo que no falta en un blog.

Pues lo que no falta en un blog es una entrada con algunas leyes de Murphy, ese pobre hombre que si no se suicidó no sería porque no le apeteciera. Estaria ocupado en otras cosas.

Pues ahí pongo algunas:

  • Da igual por donde abras la caja de un medicamento. Siempre te molestará el prospecto.
  • La ayuda de Windows nunca te ayudará.
  • Los aparcamientos aparecen cuando ya no los necesitas.
  • Si algo puede salir mal, saldrá mal.
  • Los seguros lo cubren todo, excepto lo que sucede.
  • Cuando tengas las manos embadurnadas de grasa, te comenzara a picar la nariz.
  • El bolígrafo que hay al lado del teléfono casi nunca escribe bien.
  • Llegarás al teléfono justo a tiempo para oír como cuelgan.
  • Nunca comunica un número de teléfono equivocado.
  • Los antivirus causan más problemas que los propios virus.
  • La estupidez de tu acción es directamente proporcional al número de personas que te estén
  • observando en ese momento.
  • Nunca necesitarás nada que guardes por si lo necesitas.
  • Si tienes papel, no tendrás bolígrafo, si tienes bolígrafo, no tendrás papel; y si tienes papel y
  • bolígrafo, no necesitarás escribir nada.
  • En todo hogar, las plantas más feas sobreviven al resto.
  • Si puede romperse, se caerá.
  • Cada reparación crea nuevas averías.
  • Si los cables se pueden conectar de dos o más formas diferentes, la primera que pruebes es la mala.


----------------
Now playing: Doors - End, The
via FoxyTunes

5 comentarios:

  1. Lo de las manos llenas de grasa se aplica también a cuando tienes las manos ocupadas con cualquier cosa. Cuando cojes el mando de la consola para jugar a uno de carreras, te empieza a picar todo...

    ResponderEliminar
  2. estoy totalmente de acuerdo, las leyes de Murphy siempre, siempre se cumplen.

    ResponderEliminar
  3. Y que pasa si untas el lomo de un gato de mantequilla? de que lado cae?

    Creo que es una pregunta sin respuesta!!!

    ResponderEliminar
  4. Buena pregunta, Pato. Me imagino que caería sobre las patas, para que cayera por el lado de la mantequilla, habría que tostarlo... Esto, Chispi_cat, ¿me prestas tu gato?

    ResponderEliminar
  5. Joder, el Pato a resuelto lo del movimiento continuo. Si le untas mantequilla a un gato en el lomo.... no parará de dar vueltas!!! Pobre gato.

    ResponderEliminar